Islas de Vitrinas Exhibidores Vitrinas
 Islas de Vitrinas Exhibidores Mostradores

Planeación de una Vitrina

Una vitrina puede ser abierta, cerrada, pequeña, grande, muy iluminada o por el contrario tener una luz tenue. Sin importar estos aspectos el diseño de toda vitrina debe trabajarse en torno a la necesidad funcional de mostrar una buena imagen comercial, por ello debe abarcar además de la correcta distribución de los espacios, aspectos arquitectónicos amables para generar una percepción positiva en el cliente.

Para construir o reformar un espacio, conviene tener en cuenta aspectos tan diversos como la estética, el espacio, el confort, la climatización, el paisaje, etc. En el caso de las vitrinas se piensa que las mismas deberían ser “trajes a la medida”, para encajar a la perfección con los hábitos y gustos de los clientes, sus estilos de vida, preferencias, simpatías y manías.

Bajo este concepto, un estudio previo acerca del cliente objetivo que se quiere impresionar es de vital importancia al momento de diseñar de una vitrina o un almacén. El análisis arroja datos como los colores y los elementos decorativos ideales; de esta forma se evita el error más común al momento de decorar vitrinas, “trabajar en función a la estética antes que al concepto.

Al momento de armar un espacio cómo vitrina, tenga en cuenta que los elementos que rodean al mueble principal, no lo opaquen, esto únicamente deben cumplir una función decorativa.